LA CATEDRAL DE LEÓN

LA CATEDRAL DE LEÓN

 

Altas torres puntiagudas
en equilibrio constante
como un rayo fulgurante
dominando las alturas

Pletórica en rocas duras
vuelo en perfecta armonía
la más fina en sintonía
de las catedrales puras

En amanecer sombrío
nubes sobre el horizonte
cubren la cima del monte
ceñida arribada en brío

Sobre el tejado, rocío
el resurgir de tinieblas
calles henchidas en nieblas
en pulular del gentío

A lo lejos resaltaban
dos erguidos torreones
tan altos como pendones
que las nubes rebasaban

Sobre los bancos rezaban
en comunes intereses
multitud de feligreses
a su Dios que tanto amaban

Aunque muchos la soñaban
con el corazón sincero
y un amor tan verdadero
con nostalgia, ¡la adoraban!

La mayoría la pensaban
en oníricas veladas
bajo las noches heladas
y en el húmedo cantaban

En todas las primaveras
con el sol en las alturas
al fondo en las curvaturas
se iluminan cristaleras

El caminar sobre aceras
con refulgente candor
resurgiendo el esplendor
en más radiantes maneras

Panorámica visión
de un lugar henchido en gloria
la más ancestral memoria
¡regio el reino de León!

Con la mayor ilusión
como leonés presumiendo
no me canso en seguir viendo
la joya tras el telón

Nada la iguala en belleza
en largo del mundo entero
tan cuidada con esmero
erguida en naturaleza

Con vidrieras en rareza
irisando el templo entero
rayo de sol mañanero
mil colores en nobleza

El Bernesga, el arenal
caudal de agua cristalina
sobre el fondo en una esquina
relumbra en la catedral

Gótico puro y cabal
sublime cuál mariposa
el resurgir de una rosa
con un aire angelical

Contemplarla en vez primera
bajo la luz de la luna
henchida el mayor fortuna
sobre una visión sincera

Ojalá que yo pudiera
en un vuelo controlado
permanecer a su lado
y en las alturas la viera

Con mirarla me consuelo
y me causa admiración
en años de tradición
colmando mi ansiado anhelo

Sin el mínimo recelo
ni tan solo una objeción
cuál joya posee León
¡Tan hermosa como el cielo!

Los monaguillos del coro
en contraste melodía
van infundiendo alegría
bajo un retablo que adoro

Más reluciente que el oro
pulcra como la patena
tan tierna como la avena
¡todo un inmenso tesoro!

 

JUAN PABLO GÁNDARA DE TORENO

Siempre romántico y aprendiz de poeta

Juan Pablo Gándara de Toreno

Juan Pablo Gándara de Toreno

Escritor

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies